Noticias Inmobiliarias

No es oro todo lo que reluce

Los compradores siempre se ven tentados por el brillo de las propiedades de nueva construcción, pero en realidad tales casas a menudo ofrecen mucho menos de lo que se ve a simple vista.

No es oro todo lo que reluce

Primero, quitémonos de en medio el mito rural: al contrario de la opinión popular, los científicos han demostrado que a las urracas no les atraen los objetos brillantes, sino que es más probable que sufran de neofobia, el miedo a lo nuevo. Sin embargo, ese miedo no existe en los compradores, a veces guiados por agentes sin escrúpulos y después de que se les han mostrado unas cuantas propiedades de reventa con algunos arreglos que hacer, suelen saltar cuando ven el piso piloto de una nueva urbanización y no pueden evitar firmar en la línea de puntos.

En los últimos meses, me han sorprendido algunas viviendas piloto, aunque no de la misma manera. El tamaño y la sensación de espacio en algunas villas y apartamentos modernos ha sido claramente inferior, en lugar de abrumador, mientras que los precios que se piden son cualquier cosa menos compactos y relucientes. A menos que se tenga cuidado, es fácil quedar cegado por la luz reflejada en las superficies pulidas y el brillo de los muebles alquilados, tanto que muchos no se dan cuenta de la reducción del 33% del espacio y el aumento del 33% de los precios de venta.

Al mismo tiempo, la mayoría de los nuevos desarrollos, precisamente por ser nuevos, carecen del valor más básico y subyacente de los mejores inmuebles: la ubicación. Si la tienda más cercana está a una gran distancia o tiene que ir en coche para ir a un bar (y luego tiene que pensar en cómo volver a casa de forma segura una vez que esté allí), ¿Cómo de atractivo se imagina que será para un cliente de alquiler o un futuro comprador? Las vistas al mar están muy bien, pero si el mar está tan lejos que necesita un telescopio para verlo, ¿tal vez la vista no sea tan impresionante?

La realidad es que demasiados compradores no piensan como vendedores, o incluso como inquilinos. Cuando ven algo brillante en el momento, no tienen en cuenta las consecuencias a largo plazo de pagar más por menos espacio en un lugar menos que ideal. De hecho, la mayor amenaza al valor de su inversión podría ser el mismo promotor o agente que les vende la vivienda en primera instancia y que ya está planeando la Fase II justo al lado.

Naturalmente, hay excepciones a todas las reglas. Algunos nuevos desarrollos, debido al lugar en que se encuentran (piense en la primera línea de playa, o en calles tranquilas en los centros de las ciudades) o a lo bien que están construidos (con una calidad más ecológica o con normas mejores que las estándares), siempre ofrecerán una fuerte competencia a las propiedades de reventa.

Aunque a todos nos gustan las cosas nuevas y brillantes, hay un valor real en las propiedades antiguas que han valido la pena comprar y revender durante años. Sugiero a los posibles compradores que miren más allá del brillo y el glamur de lo nuevo y la vista que pueden ver por ahora y se centren en las oportunidades de los desarrollos establecidos. Muchos clientes seguirán comprando lo nuevo simplemente por razones de conveniencia. Después de todo, no todo el mundo quiere emprender un proyecto importante en otro país

Sin embargo, como la mayoría de la gente ha trabajado duro para permitirse el lujo de una casa de vacaciones, parece una tontería (al menos para mí) no gastar un poco más de tiempo y esfuerzo para una inversión potencialmente mejor. Afrontémoslo, no estamos hablando de un coche nuevo, sino de una gran inversión. Así que mi consejo es, si está dispuesto a hacer algo de reforma, puede encontrarlo todo – ubicación, espacio, precio e incluso vistas – por menos y aún así hacerlo nuevo para usted.

Por Alex Salazar | Noticias Inmobiliarias | 23 octubre 2020

Posts relacionados

Propiedades relacionadas

No es oro todo lo que reluce
Sandra

"¿Quiere comprar o vender una propiedad?"