Noticias Inmobiliarias

Los costes de vender una propiedad en la Costa del Sol, primera parte

Si usted es dueño de una propiedad en la Costa del Sol y está en el mercado para vender, o está pensando en ello, es una buena idea hacerse consciente de todos los costes que tendrá que cubrir antes y después de encontrar un comprador.

Los costes de vender una propiedad en la Costa del Sol, parte 1

Aunque los compradores son responsables de la mayor parte de los costes que se derivan de la venta de una propiedad en España, los vendedores tienen que pagar impuestos y otros costes, tanto antes de poner una casa en el mercado como una vez terminada. En este blog, veremos los costes que no pueden evitar, mientras que en el siguiente veremos qué deducciones pueden aplicarse para mitigar sus impuestos.

Poner en orden toda la documentación

Lo primero es tener todas las cuentas pagadas al día. Entre ellas: el impuesto municipal sobre la propiedad (IBI); la recogida de basuras, aunque, dependiendo del lugar donde se encuentre la propiedad, puede estar incluida en el IBI; los servicios públicos; y, si la propiedad forma parte de una comunidad, los gastos de comunidad.

También se necesita un certificado de eficiencia energética (CEE). Éste debe ser expedido por un técnico colegiado y califica las emisiones y el uso de la energía en una escala de la A a la G. Si la propiedad está ocupada durante menos de cuatro meses al año, no necesita un CEE, pero sí tiene que presentar una declaración por escrito. El coste medio es de aproximadamente 1 euro/m2, pero puede resultar más barato por m2 para propiedades más grandes.

Tasas e Impuestos

Ahora tiene todo lo que necesita para vender, así que puede decidir trabajar con un agente inmobiliario en lugar de hacerlo solo. La mayoría de los agentes de la Costa del Sol, incluyendo Terra Meridiana, cobran el 5% del precio de venta final, más el IVA (21% de IVA español). Esto puede ser negociable, pero debería cubrir todos los costes de la comercialización de su propiedad, incluyendo el listado, las visitas, y todo lo demás para ayudar a venderla. Y asegúrese de que sólo acepta pagar una cuota si la propiedad se vende a través de esa inmobiliaria.

Una vez que la propiedad se vende, los vendedores deben pagar sus impuestos dentro de los 30 días siguientes a la firma de la escritura pública. Estos se cobran de acuerdo con el período de tiempo en que se ha poseído una propiedad, cuánto ha ganado en valor durante ese tiempo, su estatus fiscal y residencia, y la cantidad total de ingresos que gana durante el período fiscal cuando se vende su propiedad.

El primero es el impuesto de Plusvalía, que se paga al Ayuntamiento de su localidad y se calcula (en función del valor catastral o de la base imponible) sobre el incremento de valor del terreno donde se encuentra la propiedad. Por regla general, cuanto más tiempo posea una propiedad, más se pagará. Si usted no es residente en España, los compradores están obligados a retener el impuesto adeudado en su nombre para evitar tener que pagar ellos mismos. El Tribunal Constitucional de España ha dictado recientemente la ley que regula el cálculo de la Plusvalía, estipulando que el impuesto sólo puede aplicarse cuando el vendedor obtiene un beneficio. Sin embargo, algunos ayuntamientos siguen intentando recaudar el impuesto, por lo que le recomendamos que impugne cualquier demanda, si ese es su caso.

El segundo es el Impuesto sobre la Renta, que se paga a la Agencia Tributaria y se calcula sobre la diferencia entre el precio que usted pagó (y los gastos derivados de la compra) y el precio de venta (menos los gastos). Si usted es residente en España, paga el impuesto sobre la renta en un porcentaje que varía en función de sus ingresos totales durante ese periodo. Si no es residente, paga un tipo fijo del 19% de la base imponible, si reside en otro Estado de la Unión Europea, y del 24% si es residente fuera de la UE. Una vez más, los compradores están obligados a retener el 3% del precio de venta en su nombre.

Finalmente, si su propiedad fue hipotecada y planea pagar el préstamo pendiente cuando se venda, la mayoría de los bancos en España cobrarán una pequeña comisión. Esta suele ser menos del 1% y puede ser negociable.

Para obtener más información sobre las ventajas y desventajas de vender su propiedad en la Costa del Sol, haga clic aquí.

Por Alex Salazar | Noticias Inmobiliarias | 17 octubre 2020

Posts relacionados

Los costes de vender una propiedad en la Costa del Sol, primera parte
Sandra

"¿Quiere comprar o vender una propiedad?"