Noticias Inmobiliarias

Pasos para comprar un terreno en la Costa del Sol – primera parte

Si quiere tener una propiedad en la Costa del Sol pero no ha encontrado ninguna que se ajuste exactamente a lo que busca, la mejor solución puede ser construir la casa de sus sueños. Para ayudarnos a desglosar los pasos a seguir, hablamos con Alejandro Giménez Ferrer, socio principal de Alejandro Giménez Arquitectos.

Pasos para comprar un terreno en la Costa del Sol – primera parte

 

Encontrar la parcela adecuada

Las parcelas, como las casas, vienen con una serie de signos de interrogación que necesitarán respuestas. «La primera es saber exactamente qué tipo de parcela está mirando», dice Alejandro. En otras palabras, para qué uso ha sido clasificado. Por ejemplo, si es urbana, urbanizable o zona verde. Las definiciones exactas de cada una de ellas han cambiado un poco a lo largo de los años, pero la última Ley de parcelas ha estado en vigor desde 2007. De acuerdo con su reglamento, el único solar que realmente se puede construir como persona privada es la que se califica como urbana. A nivel práctico, esto significa que ya tiene que existir una infraestructura de acceso de vehículos, suministro de electricidad, alumbrado público y conexiones de agua y alcantarillado.

«Si no se dispone de lo anterior, podría complicar mucho las cosas tanto en términos legales como prácticos, ya que incluso si se adquiere el permiso de construcción, se tendrá que contratar por separado todos los servicios técnicos mencionados anteriormente». Los solares de zona verde son particularmente difíciles de edificar, ya que han sido protegidas por razones ambientales, paisajísticas, histórico-culturales, agrícolas o técnicas.

Los terrenos urbanizables no tienen ese estatuto de protección y pueden, en teoría, convertirse en terrenos urbanos, pero requieren un ajuste formal en la planificación urbanística de la ciudad, y una vez logrado esto, necesitan el establecimiento de la infraestructura y los servicios técnicos mencionados antes de que pueda comenzar cualquier obra de construcción. Sin embargo, este proceso puede ser largo y no garantiza un resultado positivo, ya que debe ser revisado por los urbanistas, y hasta que no se cambie el estatuto a urbano, no se puede construir en suelo urbanizable.

Encontrar la parcela adecuada en la Costa del Sol no es, sólo buscar la que más le guste, así que asegúrese de filtrar las que se encuentran en zonas protegidas o que puedan requerir un largo proceso de solicitudes.

Obtener el permiso de obra

Una vez que tenga el terreno edificable que desea y esté seguro de que entra dentro de la categoría correcta, es decir, que se define como terreno urbano, tendrá que solicitar al ayuntamiento un certificado de urbanismo que confirme exactamente lo que se puede construir en el terreno. Este documento detallará el tipo de construcción permitida, así como las densidades de construcción, las alturas y los límites de separación, si hay alguna restricción de estilo arquitectónico, así como el tamaño mínimo del terreno requerido antes de que pueda construir. La superficie máxima de construcción se describe como la proporción de metros cuadrados construidos sobre el terreno en relación con el tamaño de la parcela.

Puede adquirir el certificado de planificación directamente en el ayuntamiento o pedir a su arquitecto un informe técnico. Este último es a menudo el primer paso en su relación con el arquitecto, ya que éste es legalmente responsable del documento que produce, por lo que debe asegurarse de que es correcto y conforme a los requisitos urbanísticos, es decir, el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Asegurarse de que no existen restricciones a la urbanización, ni en el plan urbanístico ni en el Registro de la Propiedad, que puedan derivarse de la proximidad al litoral, a los ríos, a los sistemas de drenaje, a las carreteras o a terceros como los suministradores de electricidad o de agua.

Una vez que la parcela tiene el visto bueno en cuanto a las normas de planificación, se puede empezar a planificar la construcción en sí, pero, como señala Alejandro, no hay que olvidar las condiciones de viento, las vistas, la luz del sol y también la topografía y la geología del terreno a la hora de diseñar la vivienda. La pendiente, el tipo de suelo y las condiciones climáticas pueden afectar el costo de la construcción, la estabilidad y la comodidad de la villa, y asegurar que los límites con las propiedades vecinas estén bien definidos también. Si todo esto se tiene en cuenta, la siguiente fase de diseño y ajuste es la parte divertida y creativa.

 

Por Alex Salazar | Noticias Inmobiliarias | 16 mayo 2020

Posts relacionados

Pasos para comprar un terreno en la Costa del Sol – primera parte
Sandra

"¿Quiere comprar o vender una propiedad?"