Noticias Inmobiliarias

Costa del Sol, el lugar idóneo para la observación de aves

La provincia de Málaga es un destino internacional para la observación de aves gracias a su ubicación en el mismo punto de reunión de las aves que migran hacia y desde África.

Costa del Sol, el lugar idóneo para la observación de aves

Se construyó un puesto de observación de aves en Mijas a raíz de la demanda de ornitólogos y grupos de conservación. Es el primero en la Costa del Sol occidental, y permite al público observar las aves migratorias mientras se detienen en su camino hacia el norte de África gracias a una nueva estructura para protegerlas del sol y la lluvia.

Esta región de Europa ha sido muy popular entre los observadores de aves de toda Europa, pero cada vez más se está convirtiendo en un destino de vacaciones para aquellos con un interés especial en la naturaleza. En Andalucía se pueden observar alrededor de 250 especies a lo largo del año, incluyendo aves acuáticas, aves de presa y un número impresionante de especies de aves pequeñas.

Gran parte de Andalucía es zona de especial protección para las aves (ZEPA), lo que significa que sus ecosistemas -que incluyen montañas, bosques, humedales, matorrales, pastos y ríos- proporcionan un hábitat perfecto para que estas aves prosperen.

Málaga, en particular, proporciona una serie de refugios seguros para nuestros amigos emplumados, con grandes aves de presa como águilas y buitres que habitan en sus zonas montañosas. A menudo se pueden observar montando las corrientes de aires en las montañas y dando vueltas contra los claros cielos azules en las montañas del interior desde Marbella y Estepona. Mientras tanto, las aves acuáticas como flamencos, cigüeñas y garzas disfrutan de zonas húmedas como el lago de Fuente de Piedra, el lago de Viñuela y la desembocadura del río Guadalhorce, sin olvidar la extensa reserva natural de Doñana.

Los observadores de aves y otros amantes de la naturaleza son los turistas tranquilos de esta región, mucho menos notorios que otros porque se desplazan a las montañas, lagos y humedales – alojándose en campamentos u hoteles rurales locales – para admirar la belleza natural de esta región y su abundante vida silvestre. Como tal, también contribuyen a las economías de las aldeas rurales de las montañas justo detrás de la Costa del Sol, y esto a su vez ayuda a los programas de conservación que protegen la avifauna y la vida silvestre de la zona. La próxima vez que esté en Marbella, aventúrese en las montañas y descubra todo un nuevo mundo.

Para más información ver Sociedad de Aves de Andalucía.

Originalmente escrito en noviembre de 2013 y actualizado por Adam Neale en octubre de 2018

Por Alex Salazar | Noticias Inmobiliarias | 17 agosto 2020

Propiedades relacionadas

Costa del Sol, el lugar idóneo para la observación de aves
Sandra

"¿Quiere comprar o vender una propiedad?"