Registra tu vivienda turística ahora o enfréntate a las consecuencias

La nueva legislación sobre el arrendamiento de viviendas a turistas entró en vigor en mayo de 2016. Vista la experiencia de otras regiones de España que ya cuentan con leyes similares, conviene inscribirte cuanto antes o correr el riesgo de una multa en el futuro.

Se alquila

El 11 de mayo de 2016, el Decreto 28/2016 de 2 de febrero de viviendas de uso turístico entró en vigor, obligando a los propietarios de viviendas que se arrendan a turistas a registrarse y a su propiedad con el Registro de Turismo de Andalucía (RTA) o incurrir en la ilegalidad por alquilar de forma irregular.

Según idealista.com, en los tres meses desde que se aprobó el nuevo decreto, tan sólo 3.000 viviendas se han registrado con el RTA, aunque casi 14.430 solicitudes de información ha sido recibidas por la Conserjería de Turismo y Deportes de la Junta.

Según las estimaciones de la Consejería, existen alrededor de 80.000 propiedades, con hasta 800.000 camas, que se alquilen de forma regular a turistas en toda la región. Por el momento, parece ser que la gran mayoría de propietarios se han escondido debajo de alguna de esas camas a la espera de pasar inapercibido.

De acuerdo con el nuevo decreto, si se alquila una vivienda en Andalucía a turistas sin que el propietario haya cumplimentado una declaración de responsabilidad y que haya recibido un número único de registro de dicha vivienda del RTA, se expone a multas que oscilan entre €2.000 y €18.000.

En Ibiza, el gobierno de la isla ha decidido actuar con mano dura para combatir los alquileres ilegales para turistas, de acuerdo con una legislación aprobada en 2012. Hasta la fecha, sólo 1.500 viviendas, que comprenden unas 5.000 camas, han sido registradas, con otras 5.000 pendientes de inscripción.

En el mes de mayo, El Consell de Ibiza anunció que está empleando una aplicación especializada para buscar alquileres ‘pirata’ en las páginas de Internet más populares y ya ha encontrado hasta 20.000 camas en 4.500 viviendas que se arrendan de forma irregular en sólo una página web. Se va a lanzar una campaña publicitaria para informar a propietarios, agencias inmobiliarias y tour operadores de sus obligaciones, recordando que se exponen a multas que van desde los €4.000 hasta €40,000.

En Barcelona, el destino turístico más popular de España con diferencia, Ada Colau, la alcalde que llegó al poder en junio de 2015 al frente de la coalición Barcelona en Comú, acaba de alargar una moratoria que introdujo poco después de tomar cargo del puesto para frenar el desarrollo de proyectos de alojamiento turístico en la ciudad.

El alcalde anterior, Xavier Trias, ya ‘declaró la guerra’ contra los alquileres ilegales en 2014, después de una serie de incidentes entre turistas ebrios y vecinos indignados cambiara la política de hacer la vista gorda con el tema de los alquileres no reguladas.

A día de hoy, unas 9.600 licencias a viviendas turísticas han sido concedidas por el Ayuntamiento de Barcelona, aunque se estima que hay otras 6.000 propiedades en la Ciudad Condal que no cumplen con la legislación que regula el alquiler para fines turísticos que se aprobó en verano de 2015. El Ayuntamiento ya ha empezado a emitir multas, que pueden ascender hasta 600.000€.

Aunque la multa máxima en Andalucía es una cantidad mucho menor que en Cataluña, mi consejo para propietarios que piensan arrendar sus viviendas a turistas es de cumplir plenamente con la ley en el más breve plazo posible, antes de recibir una demanda de la Junta y estar obligado a abonar una multa con los importes recibidos de un alquiler ilegal.

 

Adam Neale | mayo, 2016